martes, 25 de junio de 2013

Cartas cruzadas de Markus Zusak

Hace cerca de un año leí este libro... En un día.
Cuando decidí, después de tantísimo tiempo, realizar la reseña, se me antojó leerlo... Otra vez... ¡Y no me arrepiento en absoluto!
He aquí mis impresiones de mi relectura.


"Mi nombre completo es Ed Kennedy. Tengo diecinueve años. Soy taxista menor de edad. Soy uno más de los muchos jóvenes que se ven en este pueblo próximo a la ciudad, sin demasiadas perspectivas ni posibilidades. Aparte de eso, leo más libros de los que debería, soy pésimo en la cama y un desastre haciendo la declaración de la renta. Encantado de conoceros..."

¿Algo más que agregar? ¡Claro! Enamorado de su mejor amiga que ni lo vuelve a ver, terrible jugador de cartas, dueño del perro más hediondo del mundo y un perdedor que aspira a nada en la vida.
Cuando Ed se encuentra envuelto en un asalto en un banco y termina siendo el héroe de la ciudad, su vida comienza a cambiar. Al revisar su buzón, encuentra un sobre con un naipe de diamantes que tiene escrito tres direcciones... Ése es el primer mensaje... La primera misión.

Si amaron La ladrona de libros, deben leer este libro. Si odiaron La ladrona de libros, deben leer este libro.

Con una trama única en su estilo, Zusak logró nuevamente enamorarme de una historia que nunca voy a olvidar, no sólo por la originalidad que esconde esta novela, sino también por las muchas veces que me hizo reír.

A pesar de tener a un perdedor como protagonista en plena Australia, Ed se convierte en un increíble personaje que va creciendo conforme se avanza en la lectura, además de que sus comentarios son sumamente divertidos, así como su forma de pensar, tanto que propone que el sexo debería ser como las matemáticas: debes estar orgulloso si no eres bueno en ello.
Al tomar sus misiones, reacciona exactamente como cualquier persona lo haría: ¿Por qué me enviaron esto a mí? ¿Por qué escogieron a un ser tan inútil como yo? ¿Cómo se supone que debo salvar a una anciana en soledad? ¿Cómo ayudo a una familia polaca que lo posee todo? ¿Cómo ayudo a una niña a terminar con el sufrimiento en su casa?
Muchísimas preguntas que serán contestadas al final de su aventura, mientras que todas estas misiones cambian su estilo de vida, su forma de pensar, e inclusive las expectativas que posee para el futuro. Y creo que ésta reacción en particular, es lo que hace más realista la historia y es muy fácil identificarse con la situación que el pobre Ed está viviendo.

Durante la lectura nos topamos con Marv, el mejor amigo de Ed, quien es el mayor tacaño del mundo y que posee una chatarra como auto; Ritchie, un chico relajado que al parecer no deja que nada le perturbe; Audrey, el amor platónico e imposible de Ed; Doorman, el perro con el olor más desagradable en la historia de los olores, y por supuesto, la encantadora madre de Ed, una mujer que sólo llama "inútil" a su hijo. Además, vamos conociendo los personajes envueltos en las misiones, pero prefiero no mencionarlos para no llenar de spoilers la reseña

El libro está escrito de manera ágil y en ningún momento se vuelve pesado, de hecho ésta fue una de las razones por la que lo leí de nuevo, pues estaba cayendo en un reading slump y salí de él victoriosamente.
Y claro, al principio temí que no me gustara tanto el libro, pero no fue así en absoluto. El único detalle que sí odié completamente fue lo mismo que me molestó la primera vez que lo leí: Lo único que le quitaría a este libro sería la última página.

Una de las mejores lecturas que tuve el año anterior, y éste también. Un libro que leería una y otra vez. ¡Denle una oportunidad! ¡No se arrepentirán en absoluto!
¿Acaso no se han topado con un libro tan bueno que su reseña simplemente no alcanza para expresar lo mucho que lo disfrutaron? ¡Éste es mi caso!


Título original: I am the messenger (Cartas cruzadas)
Autor: Markus Zusak
Editorial: Lumen
ISBN: 978-607-310-762-4
Páginas: 378

12 comentarios:

Mariuca dijo...

Ya me tenías convencida solo con el principio. Si te has leído el libro dos veces debes er que realmente vale la pena. El resto de la reseña me lo confirma, además este autor me gustó muchísimo con La ladrona de libros.
Un saludo.

Shanny dijo...

Mariuca: ¡Me alegra haberte convencido! La historia es totalmente diferente a La ladrona de libros, pero igual de buena.
Un abrazo.

Meg dijo...

Qué entusiasmo!! Tengo la ladrona de libros pendiente todavía, y sin duda me llevo esta apuntado, gracias por la reseñas :-) Un beso!

Carmen Forján dijo...

¡Y si La ladrona de libros ni fu ni fa, como es mi caso? Jajaja. Trasmites mucho entusiasmo, Shanny.
Besos,

Laura dijo...

No lo conocía, pero visto el entusiasmo que desprende tu reseña, me lo apunto.
Besos!!

Shanny dijo...

Meg: ¡Genial! Te va a encantar este libro, igual que La ladrona de libros.
Un besito.

Carmen: Mi mamá simplemente no pudo con ese libro, y sé de muchos que simplemente no les gustó. Ésa fue la razón por la que agregué esa frase, pero creo que deberías darle una oportunidad en el momento apropiado.
Un abrazo.

Laura: ¡Que bien que se note mi entusiasmo! ¡Gracias por comentar y seguirme!
Un abrazo.

Isi dijo...

guauuu se nota que te ha encantado!!
Yo lo tengo pendiente; a ver si me animo, que creo que también me va a gustar casi tanto como a ti. Tiene pinta de ser super original!

Shanny dijo...

Isi: ¡Me alegra que noten lo mucho que amé este libro! ¡Tienes que darle una oportunidad! ¡Es super original!, para decirte que mi mamá no pudo con "La ladrona de libros" y cuando le conté sobre éste a cada rato me preguntaba cómo iba la historia.
Un besín.

Nube de Frases dijo...

La parte final de la historia me encantó. Un beso! :)

Shanny dijo...

Nube de frases: Pues como mencioné, yo le quitaría la última hoja.
Un abrazo.

Pablo dijo...

Pese a tu entusiasta reseña, no creo que lo lea. Dejé otra novela de ese autor a la mitad (La ladrona de libros).

Shanny dijo...

Pablo: De hecho, es completamente diferente a esa novela, pues sé que muchos la odiaron.
Si te preocupa la narración, es un narrador protagonista el que cuenta la historia y no te tienes que matar el cerebro para entender quién es el narrador, como con La ladrona de libros.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...