domingo, 16 de junio de 2013

Fahrenheit 451 de Ray Bradbury

A pesar de odiar esta edición que tengo, no quita el hecho de que amé este libro, y claro, me alegra haberle dado la oportunidad a esta increíble historia... ¡Creo que mi reseña no le dará el crédito necesario a este libro!


"Fahrenheit 451...temperatura a la que se enciende el papel, y arde..."

Comunicación por medio de pantallas, caracolitos que te hablan por medio de las orejas y píldoras para dormir, son parte del mundo futurista que nos encontramos en este libro. Aunque pensándolo bien, describe la sociedad actual que depende de la teconología completamente.
Sin embargo, en esta distopía los bomberos no se encargan de prevenir los incendios, sino de provocarlos. Todos libro o biblioteca es fulminada con las llamas de la ley decretada por el gobierno, pues los libros son malos y te hacen pensar más de la cuenta, además de meterte ideas en la cabeza que te van a crear más preguntas que respuestas. Por tanto, mejor evitar leer ¡Se tiene una vida más tranquila sin tantos pensamientos!

Sin embargo, Guy Montag, un bombero dedicado a su labor, con una esposa que sólo está pendiente de sus caracolitos en los oídos y de la familia en la televisión, y admirado por una joven que camina descalza por el pasto, comienza a leer... A pensar... A vivir...

Hasta hace poco descubrí que las distopías existían desde hace mucho tiempo, y como me encanta tanto este género, no dudé en tomar un clásico como éste y devorarlo enseguida.
¡Ha sido una de las mejores lecturas de este año! Y claro, el saber que era un libro sobre libros quemados, pero aún así, lo hizo una novela que me llegó al corazón.

Montag fue un personaje bastante peculiar, y claro, quién no se sentiría identificado con un hombre que desea leer, pensar y tomar decisiones por sí mismo. La persecusión que sufre por su búsqueda de conocimiento, lo lleva a conocer a un selecto grupo de personas inútiles para el gobierno: profesores de filosofía, teólogos, filólogos y cualquiera que sepa lo que hay detrás de un libro.
Esta novela no sólo toca la quema de libros, sino que posee la historia de un padre que desea tomar el lugar de su hijo, pues es demasiado peligroso ser niño y una pareja que es perseguida por su color de piel.

Por primera vez, no me molesta que un libro tenga un final tan abierto, pues nadie sabe qué podría pasar si estuviéramos obligados a quemar nuestras bibliotecas, aunque ni siquiera Hitler pudo callar las palabras de los autores.
Un final que nos deja la oportunidad de reflexionar sobre cómo vivimos el día a día.
Así que te invito a que te desconectes por un momento, que salgas a caminar y veas a las personas cara a cara, ten una conversación de forma normal y abraza a quienes amas de todo corazón. Mira el cielo, la naturaleza, respira, agradece y observa todo aquello que siempre te rodea, pero nunca pones atención.
¿Caminamos juntos?


Título original: Fahrenheit 451 (Fahrenheit 451)
Autor: Ray Bradbury
Editorial. Minotauro
ISBN: 968-446-070-8
Páginas: 196

4 comentarios:

Mariuca dijo...

Me encanta este libro aunque me da fuerzas y me deprime al mismo tiempo.
Es deprimente leer una situación que en realidad hemos vivido tantas veces en las que los gobiernos impiden el conocimiento por que este es el poder y me da fuerzas por que la palabra Resistencia es una palabra que enseña lo mejor.
Es un libro que todo el mundo debería leer al menos una vez.
Un saludo.

Shanny dijo...

Mariuca: Me di cuenta que ésta era una lectura obligatoria en Estados Unidos, y me hubiera gustado leerlo en el colegio, ya que posee un mensaje muy profundo que te hace pensar bastante.
Y claro, pienso leerlo más de una vez.
Un abrazo.

Isi dijo...

Es uno de mis eternos pendientes, y no sé por qué lo estoy demorando, ya que sé que me va a gustar mucho :))

Me alegro de que lo hayas disfrutado y de que te haya hecho pensar, como al protagonista, jejeje. A ver si me animo yo también!

Shanny dijo...

Isi: Espero que te animes pronto, pero que debes leerlo en el momento indicado.
Un besito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...